Sonrisa Gingival

Cada sonrisa es distinta, hay personas que muestran poca cantidad de encía al sonreír y otras en cambio mucha. Cuando una persona enseña mucha encía al sonreír se dice que tiene sonrisa gingival.

La sonrisa gingival es una deficiencia puramente estética, y no funcional. Cuando la persona sonríe muestra más encía de lo normal. Dentro de la estética dental se busca tener los dientes alineados, blancos y sólo mostrar una pequeña parte de encía al sonreír.

Por lo general, las personas que tienen sonrisa gingival sufren problemas de autoestima y no se sienten cómodos enseñando su sonrisa en público.

Según las zonas de encía que se enseñan al sonreír, existen diferentes tipos de sonrisa gingival:

  • Sonrisa gingival anterior: la parte de encía que se muestra en exceso corresponde a la zona situada en la parte superior de los incisivos de la mandíbula superior.
  • Sonrisa gingival posterior: la parte de la encía que se muestra en exceso corresponde a la parte posterior de la boca (desde el primer premolar hacia detrás).
  • Sonrisa gingival mixta: en este caso muestran ambas partes de la encía tanto de la zona anterior como de la posterior.

Para solucionar la sonrisa gingival existen diferentes opciones:

  • Gingivectomía: se realiza una cirugía mínimamente invasiva con un bisturí electrónico. Se consigue dejar a la vista mayor parte de esmalte dental creando armonía en la sonrisa. Es la solución definitiva frente a la sonrisa gingival.
  • Coronas o carillas dentales: con la colocación de carillas o coronas dentales se consigue que parezca que los dientes tienen mayor longitud que las piezas naturales y así no se muestre tanta encía al sonreír.
  • Ortodoncia: cuando la sonrisa gingival va a acompañada de una incorrecta posición de los dientes o de la mordida, la sonrisa gingival, se puede corregir con el empleo de la ortodoncia dental. Logrando el posicionamiento adecuado de los dientes se consigue mostrar menor cantidad de encía.