¿Qué es la xerostomía?

Xerostomia

La xerostomía es la sensación de sequedad bucal producida por la disminución o falta de saliva, provocada por una alteración en el funcionamiento de las glándulas salivales. Esta patología suele aparecer durante la edad adulta afectando a uno de cada cinco adultos y siendo  mayor el porcentaje de mujeres afectadas que de hombres.

Esta afección puede darse por diferentes factores, como una mala alimentación, ansiedad, estrés o por la ingesta de algunos fármacos cuyos efectos secundarios pueden causar xerostomía.

Cuando hablamos de xerostomía diferenciamos entre dos tipos:

  • Xerostomía reversible: se caracteriza por presentar actividad glandular residual donde la producción de saliva puede ser estimulada o regulada.
  • Xerostomía irreversible: existe daño irreparable a nivel glandular que impide su funcionamiento. Esta patología puede encontrarse en pacientes que están sometidos a grandes niveles de radiación en tratamientos de radioterapia.

La xerostomía causa incomodas afecciones como fisuras en los labios o en la lengua, saliva más espesa de lo normal, alteración del gusto, halitosis, ardor…

Cuando queremos evitar daños en nuestra boca lo mejor es la prevención. Por eso, es importante llevar a cabo una correcta higiene dental, lavándonos los dientes tres veces al día, usando colutorio, hilo dental o irrigador, y por supuesto, yendo al dentista una vez cada seis meses para hacerse una revisión.

Hay ciertos actos que acentúan la sensación de boca seca producida por la xerostomía:

  • Cuando tenemos que hablar en público la necesidad de salivación aumenta.
  • Una dieta excesiva en hidratos de carbono hará que tengamos mayor posibilidad de sufrir xerostomía.
  • El alto consumo de tabaco y alcohol obstruye la salivación.
  • Ciertos medicamentos también contribuyen a la disminución de salivación. Entre estos medicamentos destacan los analgésicos, antidepresivos, antihistamínicos y diuréticos.
  • La diabetes y otras enfermedades alteran el funcionamiento glandular.

Ante un caso de boca seca siempre será un profesional quien, tras realizar al paciente las pruebas pertinentes, decida qué tratamiento es el más indicado para el paciente.

Menú