El hecho de perder una o varias piezas dentales tiene varias implicaciones importantes. Se producen alteraciones a varios niveles:
· A nivel funcional: la falta de uno o varios dientes puede dificultar el proceso masticatorio de los alimentos.
· A nivel fonético: la falta de piezas puede provocar dificultad en el habla y en la pronunciación lingüística.· A nivel estético: La pérdida dentaria afecta directamente a la estética y por lo tanto puede llegar a mermar la autoestima de quien la padece.

Antes de la colocación del implante dental, el equipo médico realizará un diagnóstico detallado del problema del paciente. Cada persona tiene sus propias características bucales y por lo tanto requiere de un estudio pormenorizado e individualizado que analice el historial médico del paciente. En ese examen previo se estudiarán las enfermedades que padezca la persona, los fármacos que puedan interferir con el tratamiento, etc. Además el profesional realizará un estudio radiológico con la realización de un TAC, una tomografía axial computerizada. El objetivo es analizar de qué manera se puede resolver el problema que tenga el paciente en función de sus características bucales y la calidad del hueso que tiene la zona en la que se van a colocar los implantes.

En cuanto a la colocación en sí misma, el especialista analizará cuál es el implante más adecuado para el caso y después de estudiarlo en profundidad, diseñará una rehabilitación personalizada para el paciente, eligiendo la técnica idónea para dar respuesta a sus necesidades.

Los implantes dentales son los sustitutos de las raíces de los dientes que se han perdido. Sobre ellos se cementan o atornillan las coronas que sustituyen a los propios dientes. Se sienten y actúan como si fueran dientes naturales, devolviendo la sonrisa y la salud bucal a quien los lleva.

Por norma general las prótesis fijas están realizadas con porcelana y cuentan con un núcleo metálico: aleación de cromo y cobalto, titanio, etc. Se colocan sobre los implantes cementándolas o atornillándolas y el resultado en boca es una prótesis fija que evitan las molestias que suelen provocar las prótesis removible. También existen prótesis que no tienen ese núcleo metálico sino un núcleo de zirconio o alúmina y están recubiertas también con cerámica.

El núcleo de la prótesis se diseña y fabrica mediante el sistema CAD/CAM que permite la adaptación máxima a las características del paciente. Son totalmente biocompatibles y presentan una alta resistencia, además todos los materias utilizados en el proceso son anti-alergénicos. El hecho de utilizar zirconio sobre los implantes dentales abre la posibilidad a la realización de rehabilitaciones al completo diseñadas por ordenador lo que garantiza el máximo ajuste y una precisión óptima.

Los implantes sustituyen a la raíz natural de los dientes naturales y son productos médicos de titanio que se pueden colocar en los dos maxilares del paciente, en el inferior y en el superior. El titanio es un material biocompatible con lo que el implante dental se integra totalmente con el hueso y la encía y se transforma en un anclaje idóneo para la sustitución de la raíz dental. Pueden utilizarse para dar solución a la perdida de una pieza dental, de varias o incluso de toda la boca.
Existen varias razones por las que deberíamos considerar la colocación de un implante dental:
Sin la estructura de la raíz de una pieza natural, el hueso maxilar puede reducirse paulatinamente, lo que provocará un aspecto más envejecido de nuestro rostro, pudiendo afectar a las piezas adyacentes y generar inestabilidad en las mismas.
implantes ziacom No habría piezas sueltas de las que preocuparse. El implante dental es estable y fiable, la mejor alternativa a la sustitución de piezas naturales perdidas. Tras su colocación, finalización del tratamiento y un correcto mantenimiento, en general nos durará tanto como nuestras piezas naturales.

 

¿Qué es un implante dental?
Un implante dental es una pieza con forma de tornillo fabricada en titanio y que servirá de soporte a nuestra nueva pieza dental. Este material es biocompatible y tiene una tasa de éxito muy alta frente a los rechazos.
Los implantes dentales ZIACOM son especialmente tratados con una porosidad homogénea para que su estructura superficial sea similar al hueso humano, haciendo que su adaptación e integración con el hueso sea más rápida y de mejor calidad.

 

higiene dental ziacom

Su función principal es la de servir de soportes o sustitutos artificiales de la raíz dental. Su biocompatibilidad con el hueso humano y las avanzadas técnicas quirúrgicas permiten la sustitución total o parcial de las piezas dentales de una forma fiable.

Las rehabilitaciones con implantes dentales mejoran significativamente todos los problemas derivados de la pérdida de piezas dentales, tales como la falta de oclusión, una masticación deficiente, defectos en el habla, el deterioro de la estabilidad protésica o, no menos importante, los efectos psicológicos derivado de la pérdida de piezas, como la falta de autoestima.

 

Ventajas de un implante
Evitan dañar las piezas dentales adyacentes sanas, a diferencia de los tratamientos convencionales con otras técnicas.
Ofrecen la posibilidad de volver a disfrutar de una gran variedad de alimentos.
Constituyen una opción de fácil mantenimiento, el mismo que nuestros dientes naturales.
Mejoran sustancialmente nuestro aspecto.
En primer lugar debe realizarse un estudio previo detallado e individualizado de cada paciente, tanto de su historial médico (enfermedades existentes, fármacos que pueden interferir en el proceso, etc.), como de su examen clínico y radiológico.
Nuestro odontólogo nos explicará los pasos a seguir para el tratamiento. El objetivo es conocer con exactitud, en cada caso, la morfología y cantidad de hueso disponible en la zona en la que queremos realizar el tratamiento con implantes dentales.
Existen diversas técnicas quirúrgicas para el tratamiento con implantes, nuestro odontólogo nos explicará cuál es la más adecuada a nuestro caso en particular, valorando las distintas alternativas terapéuticas.

 

rehabilitaciones-atornilladas
Montaje de los implantes dentales
La imagen muestra las distintas partes que componen un tratamiento ZIACOM®.
El implante (1) es la pieza que sustituye la raíz del diente natural en el hueso. El pilar de titanio o interfase (2) se coloca encima del implante y es la base de la corona dental. En tercer lugar está la corona (3), pieza dental que sustituye la pieza dental natural perdida. Por último, está el tornillo clínico (4), de titanio, que fija de forma definitiva el conjunto de pilar de titanio o interfase y corona dental. Ahora la corona tiene un soporte fijo donde sustentarse.

 

 

Los tratamientos con implantes dentales pueden realizarse para reponer una única pieza dental, varias juntas o una arcada completa. Cuando faltan todas las piezas, o existe un tramo desprovisto de ellas, no es preciso colocar un implante por cada pieza dental perdida, sino que, en función de la cantidad y calidad del hueso, y las características de nuestra boca, será el profesional el que estime cuántos implantes necesitamos para el tratamiento. Zirconio Ziacor

¿Con que se confeccionan las prótesis para los implantes?

Por lo general, las prótesis sobre implantes dentales suelen confeccionarse en acabado de porcelana con un núcleo metálico (aleación de cromo-cobalto, titanio, etc.) o de zirconio (de aspecto natural y alta resistencia, como nuestras piezas dentales naturales).

También pueden realizarse en diferentes resinas biocompatibles o estructuras mixtas de materiales.

Nuestro odontólogo, junto con su técnico protésico, seleccionará los mejores materiales dentales según las necesidades de nuestro caso.                                                                                 
Si faltan algunas o todas las piezas dentales

sobredentaduraSobre-dentadura: es la opción más recomendada para portadores de prótesis removibles muco-soportadas. Con un número reducido de implantes estabilizados por unos ataches (bolas o barra), fijamos la prótesis a los implantes. Este sistema proporciona mayor comodidad durante el habla y la masticación, en nada parecido a la prótesis estándar convencional. No obstante, este tipo de prótesis han de ser retiradas por el propio paciente para limpiarlas.

protesisfija

 

Prótesis fijas: Es la solución más parecida a tener piezas dentales naturales. Con un número de implantes determinado por el especialista, se coloca de forma fija una prótesis retenida sobre los implantes.

corona-unitaria

Corona unitaria sobre implante: ofrece una solución fiable y estética a la tradicional del puente dental y no es preciso tallar las piezas dentales adyacentes.
CUIDAR-MIS-IMPLANTES
La limpieza dental diaria es muy importante para mantener nuestra salud bucal: evita la acumulación de bacterias que dañan el esmalte, la formación de caries, la placa bacteriana y la formación de sarro. Todo esto puede producir con el tiempo la caída de las piezas dentales, enfermedades periodontales u otros problemas bucales.

 

Consejos para una buena higiene dental
1. Cepillarnos lentamente, con movimientos cortos, elípticos y suaves, prestando atención a las encías, los dientes posteriores (de difícil acceso) y las zonas que rodean las coronas de los dientes y empastes. Inclinaremos el cepillo en un ángulo de 45° para limpiar correctamente la superficie de las piezas dentales y las encías. Continuaremos con movimientos de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba. En la superficie de mordida usaremos un movimiento de frotado suave, sin olvidar cepillar la lengua, de atrás hacia delante para mover las bacterias productoras del mal aliento.
2. Cepillarse los dientes después de cada comida. Al menos por la mañana y por la noche.
3. Si podemos, usaremos cepillo eléctrico. Los movimientos que ofrece el cepillo nos guiarán.
4. Renovar el cepillo dental cada 3 meses. Así evitaremos enfermedades periodontales.
5. Usar el hilo dental. Previene la formación de caries interdentales y elimina la acumulación de placa bacteriana en zonas de difícil acceso para el cepillo.
6. Aclararse con colutorio bucal una vez cepillados los dientes. Reducen el volumen de la placa y evitan patologías e infecciones.
7. Acudir al dentista dos veces al año. La revisión de un profesional es muy importante a la hora de evaluar el estado de salud bucal.
8. Mascar chicle. Los chicles sin azúcar ayudan a evitar las caries, al sacar de entre los dientes las bacterias. Además, facilitan la producción de saliva, que contiene calcio y fosfato. Este “lavado” remineraliza y endurece los dientes tras el ataque ácido de la comida.
9. Realizar, como mínimo, una limpieza dental al año. Una limpieza realizada por un profesional especializado permitirá la eliminación de manchas y sarro que normalmente no conseguimos eliminar con el cepillado diario. higiene dental

 

Sabías qué …

. . . debes renovar el cepillo

dental cada 3 meses.

. . . aclararte con colutorio bucal

una vez cepillados los dientes.

. . . realizar como mínimo una

limpieza dental al año.